¿Cómo arreglar el teclado de un ordenador portátil? 5 consejos

Una de las piezas más importantes y necesarias de un ordenador es el teclado, porque a través de cada una de sus teclas es que se pueden indicar la mayor parte de las instrucciones al equipo, sin embargo, como es de esperarse, el hardware de un portátil también está expuesto a daños, por lo que el teclado puede dejar de funcionar.

Si ese es tu caso y estás buscando la solución, sigue leyendo este post donde te explicaremos cómo arreglar el teclado de un ordenador a través de 5 consejos prácticos que te serán de mucha utilidad.

¿Qué hacer cuando no funciona el teclado de un portátil?

La reparación de un teclado depende principalmente del daño que este tenga. Partiendo de este punto, te mostraremos 5 de los casos más comunes por los que se suelen averiar y la respectiva solución:

1. Detecta si hay fallas en el hardware

Para averiguar si hay fallas físicas en el teclado, es necesario hacer ciertas pruebas, las cuales, si te atreves, tú mismo puedes realizar. Para ello, debes abrir el ordenador con un destornillador fino que te permita remover cada uno de los tornillos y llegar al área donde se encuentra el teclado.

En este punto lo que puedes hacer es mover el Flex y verificar que está correctamente instalado y comprobar los cables para verificar que todos estén en buen estado.

En caso de que no puedas arreglar la falla física y de momento no puedas llevar el portátil con un técnico o comprar un teclado nuevo, puedes hacer uso del teclado virtual. Para ello, solo accede a la barra búsqueda, escribe teclado y se mostrará en tu pantalla, a partir de ese momento deberás presionar cada tecla con el mouse. Es cierto que no es la solución más práctica, pero te puede ayudar a resolver rápidamente.

2. Límpialo para remover la suciedad

Límpialo para remover la suciedad

En muchos casos el teclado deja de funcionar porque está sucio, ya sea porque se haya acumulado polvo e incluso restos de comida. Para solucionar esto, a veces solo basta con pasar una brocha pequeña sobre las teclas.

En caso de sea más grave el problema, es preciso destapar el equipo para remover mejor la suciedad. Para guiarte puedes valerte de un video que especifique paso a paso cómo hacerlo dependiendo del modelo de ordenador portátil que poseas.

3. Verifica la configuración del idioma

A veces no se daña todo el teclado, sino una o varias teclas. Esto es más común de lo que parece y puede deberse a la configuración del idioma, de ser así, lo que debes hacer es configurarlo nuevamente. Con tan solo presionar la combinación Windows + I tendrás la opción de cambiar el idioma.

4. Actualiza el controlador

Una de las causas más frecuentes por las que un teclado deja de funcionar, es porque los controladores se han desactualizado. Si es tu caso, puedes resolverlo fácilmente.

Entra al administrador de dispositivos y busca en el listado la opción Teclados, posiciónate con el mouse sobre el nombre del teclado y presiona el botón derecho para entrar en Propiedades> Controlador > Actualizar controlador.  Windows se encargará de buscar y realizar la actualización y, si todo sale bien, tu teclado funcionará a la perfección nuevamente.

5. Reemplaza el teclado

Reemplaza el teclado-opt

Si ya has probado todos los consejos anteriores y el problema persiste, lo mejor es reemplazar el teclado. Para esto necesitarás extraer el teclado para tomar nota del número de serie (está en la parte posterior de la pieza) e ir con este dato a una tienda especializada física o virtual. Sin importar donde vayas a comprarlo, procura que sea original para que te dure muchos años. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *